bodas.png

11 junio 2021

Ahora que estamos entrando en la nueva normalidad y en el verano, las bodas vuelven a tener no solo cabida, sino una gran importancia en nuestras vidas (¡y sobre todo en las de los novios!). Y es que un paso tan grande no solo conlleva una fiesta, sino una celebración del amor en todas sus variantes, con amigos y familiares. Una boda es una ocasión perfecta para disfrutar con todos nuestros seres queridos en un mismo lugar, y celebrando el inicio de una etapa nueva y feliz. Y en esa parte, también están incluidos los niños y niñas.

Nosotros tenemos todo lo que se necesita para convertir un día tan especial, ¡en uno inolvidable para todos!

 

¿Qué hacemos con los peques en las bodas?

Muchas veces, una de nuestras principales preocupaciones es qué ocurrirá con los más pequeños de la casa… ¿se aburrirán? ¿Se portarán bien?

En Mágicos Eventos, nos encargamos del completo cuidado de los niños y niñas, haciendo que se diviertan lo máximo posible para que ese día sea también especial para ellos. Desde que llegan, podemos ayudarles a comer, realizar una amplia variedad de juegos en grupo, manualidades, pintacaras, glitter tattoos, globoflexia… ¡y un regalito para el final, de recuerdo!

Además, si queréis contar con un extra en diversión, disponemos de espectáculos, photocall, rincones de descanso y hasta hinchables. Y ojo, ¡que también pueden usarlos los mayores!

En nuestra opinión, un día tan especial tiene que ser… ¡mágico!

 

¿Cuáles son nuestros planes para las bodas?

En primer lugar, todo nuestro material para las animaciones se desinfecta antes y después de cada actividad. Los monitores se encontrarán en posesión de los EPIs necesarios, y serán responsables de poner en práctica todas las medidas de protección contra el COVID-19. ¡Así que estaremos completamente seguros durante toda la celebración!

Cuidado de mesa

Durante todo el tiempo que dure el banquete, un monitor acompañará a los peques, que podrá ayudarles a comer y a ir al baño, y a los más quisquillosos, ¡quizá les convenza para sonreír un poquito!

Kids Zone

Montaremos una zona de juego especial para los pequeños, donde dispondremos de juegos en grupo, manualidades, pintacaras, glitter tattoos y globoflexia. ¡No apta para mayores!

Regalito final

Cada niño y niña se llevará un detalle de recuerdo, personalizado con los datos del enlace.

 

Y si te sabe a poco…

También contamos con una serie de extras, para todo tipo de público, que hará que las familias al completo puedan pasar un buen rato unidas.

💍Hinchables: contamos con hinchables de todos los tamaños, formas colores, ¡y para todas las edades, para aquellos con más energía! Incluimos montaje, desmontaje y vigilancia de monitor.
💍Espectáculos: tenemos disponibles dos espectáculos de magia y uno de pompas, todos ellos muy recomendables. Pueden durar desde 60 minutos hasta 2 horas.
💍Rincón descanso: este pequeño rincón, completamente equipado, es la mejor opción para relajar a los peques después de todas las actividades. ¡Silencio!
💍Canguro nocturno: para aquellas bodas que incluyan parte “nocturna”, ofrecemos cuidadores nocturnos que velen por los sueños de los más pequeños mientras los papis dan por terminada la fiesta.
💍Decoración de mesas: para aquellas mesas donde se vayan a sentar los niños y niñas, podemos hacer realidad cualquier tipo de decoración, ¡con globos personalizados!
💍Detalles: totalmente adaptados a tu gusto, cada peque se llevará un regalito original, con una decoración y atención personalizadas.
💍Candy bar: también al gusto del consumidor, la candy bar puede incluir fruta, chuches, fuente de chocolate… ¡Y puede ser temática!
💍Carrito de palomitas: custodiado por unos palomiteros, hará las delicias de peques… ¿y de adictos al cine?

 

¿Listos para dar el sí, quiero?

diadelpadre-1280x667.png

5 marzo 2021

Este 19 de marzo celebramos el Día del Padre, un día dedicado a nuestros padres, abuelos y bisabuelos. Hay muchas maneras de demostrar a los papás cuánto nos acordamos de ellos y cuánto valoramos lo que hacen por nosotros (y tendríamos que hacerlo todos los días), pero en este día especial, ¡podemos ponerle más ganas!

¡Curiosidad!

En España, celebramos el Día del Padre el 19 de marzo en razón de la festividad de San José, el padre de Jesucristo. En otros países se celebra en diferentes fechas, como el tercer domingo de junio o incluso en agosto.

¿Y qué hacemos?

Para celebrar el mejor de los días para nuestro padre, no tenemos por qué salir de casa. Y es que, dada la razón del evento, lo mejor es celebrarla junto a nuestra familia, bajo el calor del hogar. Nosotros os damos ideas… ¡y vosotros escogéis!

El menú de papá

¿Qué tal si preparamos sus platos favoritos? Estamos seguros de que a vuestro padre le encantará cualquier plato que preparéis, y más aún si es uno que sea de su predilección. Además, el tiempo que se pasa con los niños en la cocina es muy beneficioso, ya que podemos trabajar con ellos su autonomía, capacidad de organización e incluso curiosidad por los nuevos alimentos, llegando incluso a aumentar su dieta.

Una obra para papá

Aprovechando que todavía quedan unos días, podemos preparar una pequeña obra de teatro en casa. Podemos utilizar como guion cuentos sencillos como Pinocho, Juan Sin Miedo, El Sastrecillo Valiente o El Gato con Botas. ¡Los disfraces también podemos hacerlos en casa!

Un pequeño gran recital

Si hay varios niños en la casa (o con la ayuda de las mamás), se pueden escribir cartas cortitas explicando qué es lo que nos gusta más de papá. Luego, el/la peque se lo leerá. ¡Podemos añadir dibujos y regalos en esta parte!

Cine en casa

Si ha sobrado algo del menú (o si hemos hecho alguna receta para la merienda), la aprovecharemos viendo una película apta para toda la familia. Por ejemplo, nosotros os recomendamos Buscando a Nemo, La Familia Addams, Yo Soy Sam, Big Fish, Billy Elliot, Goofy e Hijo o Gru, Mi Villano Favorito. ¡Hay para todos los gustos!

 

El regalo… ¡qué nervios!

En primer lugar, y como siempre decimos, los mejores regalos son aquellos que se hacen desde el cariño. Y entonces, ¿qué mejor que hacer nosotros mismos el regalo (o los regalos, si se han portado bien) de papá? ¡Os dejamos ideas!

👨‍👧‍👧 Medalla de felicitación: ideal para empezar el día, podemos hacer estas pequeñas medallas con inscripciones con cintas de tela, pegamento, el envoltorio de un cupcake al revés y un imperdible. La frase puede ser “Al mejor papá”, “Al papá más guay”, “Mi papi favorito”… o quizá más divertida, como “De tu hijo preferido” o “Me enseñas más que Google”.

👨‍👧‍👧Marco familiar: lo primero es escoger la mejor foto que tengáis, o al menos, la que más os guste. Después, con cartulina, goma eva, escayola o hasta con plastilina, lo único que tenéis que hacer es decorarla dejando volar vuestra imaginación. ¡No olvidéis los macarrones!

👨‍👧‍👧Llavero de padre: si queréis que os lleve a todas partes, la mejor de las opciones es un llavero. Para ello, necesitaremos un enganche para las llaves, y después, con los materiales que se os ocurran, desde plumas hasta limpiapipas y lazos, podéis ir haciendo distintas formas que colgarán del enganche. ¡Tened en cuenta que un llavero va en el bolsillo a la hora de fabricarlo!

👨‍👧‍👧Dejando nuestra huella: con pintura para la superficie que escojamos (cerámica, tela, vidrio…), una manera fácil y sencilla de que todos participen en el regalo (hasta los más peques de la casa), es mojando los dedos o las manos y marcándolas en el objeto que queramos regalarle a papá.

 

Recordad que lo más importante de este día son los papás. El objetivo principal es hacerles saber cuánto nos importan, de una manera o de otra, así que, ¡mimadles mucho en este día!

 

carnaval-1280x667.png

14 febrero 2021

Cada año, una de las fiestas más esperadas por los peques (¡y es normal!) son los carnavales. El disfrazarse, el ver a la gente disfrazada… ¿Qué nos encontraremos este año? ¿Habrá algún personaje que conozcamos? Siempre nos provoca emoción salir y disfrutar de la festividad con todos aquellos a los que queremos. Y sin embargo, a pesar de que este año tendremos que hacer un esfuerzo… ¡podemos celebrarlo igualmente!

 

El Carnaval para los más pequeños

Desde hace mucho, mucho tiempo, el carnaval era una fiesta que, durante el verano, hacía que los campesinos se reunieran para celebrar las buenas cosechas y pedir a los dioses que les protegieran de los espíritus malvados. Así, nuestros ancestros se pintaban o se ponían caretas para bailar alrededor de una hoguera.

Pero a pesar de ello, la primera fiesta de Carnaval proviene nada más y nada menos que de Egipto. Durante un día, los egipcios ocultaban su clase social poniéndose una máscara, y se reunían en la calle para cantar y bailar todos juntos. Los romanos, más tarde, hicieron lo mismo llamándolo carrus navalis, dedicada al dios del vino, Baco.

Ya durante la Edad Media, la fiesta evolucionó un poco más, agregando bromas a la festividad. Las fiestas se celebraban durante los tres días previos al Miércoles de Ceniza. Hoy en día, los Carnavales se celebran en muchísimos países, donde la gente agrega sus tradiciones culturales y les da su toque especial.

 

Fiesta de disfraces en casa

Para no echar de menos los paseos y las fiestas de otros años, ¡podemos celebrar la mejor fiesta sin movernos de casa!

Para ello, y teniendo en cuenta las fechas que se celebran, el ingrediente más importante es la creatividad. Colores, ideas y mucha, mucha ilusión.

En primer lugar, tendremos que tener en cuenta que ninguno de los factores suponga un riesgo para los invitados: estar pendientes de posibles alergias, puntos peligrosos en la casa o riesgos en los juegos. Para ello, podemos utilizar ingredientes que no suelan dar alergia, y materiales y maquillajes hipoalergénicos. También tendremos que disponer de todos los teléfonos de las personas a las que hay que avisar en caso de una reacción alérgica (si no están con nosotros).

Dado que se trata de una celebración grupal, lo más importante será el compañerismo y el trabajo en equipo, así que la mejor idea es que los juegos estén diseñados para grupos en este sentido. Además, a media tarde pararemos a picar… ¡y ellos también pueden ayudarnos a preparar la merienda!

 

Magicaramelos

Se divide a los niños por equipos. Un equipo saldrá de la habitación, y los demás se pondrán de acuerdo para escoger un caramelo o fruta (en un plato de unos 5) para que esté “hechizado”. Cuando el equipo restante entre y empiece a comer del plato, cuando uno de los miembros del equipo que ha entrado se coma el caramelo o fruta hechizado, alguno de los miembros de los equipos restantes debe gritar “hechizado”. El juego se repite hasta que el equipo “hechizado” descubre qué comida es la que se encuentra hechizada.

Emparejamiento

Se prepara una pila de ropa (guantes o calcetines), donde hay algunos pares, y otros que no se encuentran emparejados. Se avisa a los niños y entrarán uno de cada equipo al montón, hasta que uno de ellos encuentre una pareja de guantes o calcetines. ¡El equipo con más parejas gana!

Tierra y Aire

Se realizan dos equipos. Un miembro del grupo “tierra” tiene una moneda debajo de la mesa. El grupo “aire” coloca sus manos encima de la mesa. Todos los miembros de “tierra” deben aplaudir sobre la mesa, y los de “aire” deben adivinar quién esconde la moneda. Si lo adivinan, cambia el turno y pasan a ser el equipo “tierra”. Si no, el juego se repite.

Pescamigos

Para este juego, se pegan imanes en palos a modo de caña de pescar con una cinta adhesiva, y otros imanes a unas tarjetas con peces dibujados. Podemos volcar los peces en una bandeja o en un bol, y cada niño tendrá que pescar su “pez”. En cada tarjeta, habrá escrita una prueba para el peque, ¡que tendrá que superarla! Por ejemplo, “da un caramelo a tu amigo”, o “quédate quieto durante 30 segundos”.

 

Y por último… ¡El desfile!

Todos los niños y niñas, uno a uno (y los papás que quieran apuntarse), ¡pueden desfilar ante sus espectadores!

Recordad que, además, podéis buscar ideas para realizar disfraces todos juntos, recortar guirnaldas y confeti… El único objetivo es divertirse y pasarlo bien, en familia y/o con nuestros amigos. ¡Que vuele la imaginación!

sanvalentin_arti-1280x667.jpg

22 enero 2021

Es bien sabido que el 14 de Febrero celebramos San Valentín, el día del amor… ¡pero también el de la amistad! Y es que el amor, en todas sus variantes, es tan importante para nosotros como respirar. Y por eso, podemos celebrarlo de distintas maneras, demostrando a todas las personas que nos importan cuánto les queremos: a los miembros de nuestra familia, a los amigos, y a nosotros mismos.

 

¿De dónde viene San Valentín?

El día del Amor y la Amistad proviene de una celebración de la antigua Roma, la Lupercalia.  Sin embargo, el San Valentín de su nombre fue un sacerdote católico, que también fue médico y que se hizo famoso por celebrar matrimonios a escondidas, de todos aquellos que no pudieran casarse de forma legal y que se encontrasen enamorados en esa época.

Pero, al enterarse de esto, el emperador Claudio II ordenó que lo detuvieran, y lo sentenció. Al ser capturado, San Valentín se hizo amigo del carcelero, e incluso le pidió que ayudara a su hija Julia, ciega, con sus lecciones.

Le ofrecieron el perdón a cambio de renunciar a la fe cristiana, pero Valentín no solo se negó, sino que invitó al emperador a la religión. Antes de cumplirse el castigo, San Valentín escribió una última nota a Julia, agradeciéndole el haber sido su amiga. Gracias a esto, las personas comenzaron a escribir cartas de amor en este día.

 

Desde los ojos de un niño

Para disfrutar al máximo de esta fiesta, lo mejor es empezar observando qué pueden entender por “amor” los más peques de la casa. Sin importar la edad que tenga el niño, una forma estupenda de explicarle los diferentes tipos de amor es mediante un cuento o de la propia música, una canción que les guste.

A pesar de que hay varias técnicas, cada cual con sus ventajas, quizá la más adecuada sea, como se dice, “predicar con el ejemplo”. Ellos nos tomarán como referencia, y, por tanto, irán comprendiendo poco a poco las razones de nuestros comportamientos con ellos y con los demás. Es un trabajo constante: gestos, palabras y acciones que cada día expresen el cariño que sentimos hacia nuestro entorno, y, ¡ojo!, no solo hacia los pequeños.

 

¡Regalos para todos!

Una gran manera de que los miembros de la casa expresen sus sentimientos son los regalos, especialmente cuando se hacen de forma manual, poniendo nuestro granito de cariño en cada uno de los pasos.

Tarjetas de San Valentín

Con una cartulina y unos cuantos rotuladores, podemos dibujar, e incluso añadir notas en su interior para cada persona que resulte importante en nuestras vidas.

Corazón con lana

Necesitaremos una cartulina o corcho, papel, lápiz, chinchetas, tijeras y lana de colores. Solo tenemos que recortar un corazón de papel y engancharlo al corcho con chinchetas. Después, podemos dejar volar nuestras manos, uniendo las diferentes chinchetas con la lana.

Maceta de corazones

Para esto podemos utilizar limpiapipas de distintos colores, una maceta, pegamento, y bolitas de chocolate o gominolas. Después de limpiar muy bien la maceta, añadimos las golosinas, y poco a poco, damos forma de corazón a las puntas de los limpiapipas. Luego, los sujetamos con esas gominolas de la maceta. Además, también podemos decorar a nuestro gusto (o al de nuestro Valentín) el recipiente.

Termómetro del amor

Un divertido experimento familiar. Necesitaremos una botella de plástico pequeña, una pajita transparente, plastilina, alcohol de 96º y colorante rojo. Para fabricarlo, se abre la botella y se rellena con un poco de alcohol. Se añade una gota de colorante rojo y removemos para que se mezcle bien. Hacemos un agujero en el tapón de la botella, e introducimos la pajita por el mismo. Como tiene que quedar bien sellado, lo aseguramos con la plastilina (tanto en el agujero de la pajita como entre el tapón y la parte de rosca de la botella). Tras cerrar bien la botella, lo único que hay que hacer es decorarla a modo de termómetro y sujetarla entre las manos. En cada persona, el líquido irá ascendiendo por la pajita… ¡a ver quién es el más amoroso!

 

Un gramo de amor y otro de chocolate

Sin duda, uno de los regalos favoritos son los bombones. Pero, para ser un poco más creativos, y pasar algo más de tiempo con los futuros chefs de la casa, también os traemos unas cuantas recetas (y os adelantamos que, con cariño, saben mucho mejor).

❤️Corazones de queso: con una lámina de masa de empanada o de hojaldre, quesitos, huevo, un cuchillo (¡con cuidado!) y un horno, podemos cocinar un estupendo aperitivo. Solo hay que recortar pequeños corazones de la lámina, rellenarlos con el quesito, cerrarlos y pintarlos por encima con huevo. ¡Al horno y al paladar!

❤️Ramo de fresas: para hacerlo, escogemos las fresas más jugosas y las clavamos en brochetas de barbacoa. Luego, con un cuchillo pequeño, podemos ir separando capas y dándoles forma de rosas. Podemos añadirles un poco de azúcar por encima, para los más golosos.

❤️Flechas de cupido: las gominolas con forma de corazón y los palitos de pretzel serán nuestros aliados. Ensartando una gominola al principio y otra al final, conseguiremos unas pequeñas flechas que regalarle a quien queramos.

❤️Daiquiris de fresa (sin alcohol): lo primero que necesitamos será escoger el vaso en el que lo serviremos. Luego, tendremos que mezclar, por orden: medio vaso de Sprite, 2 cucharadas de zumo de lima, 2 cucharadas de granadina, un cuarto de vaso de azúcar, 2 vasos de hielo y 200 gramos de fresas congeladas. Podemos ayudarnos de una licuadora para que todo quede homogéneo. Se puede decorar con una brocheta de láminas de lima y fresas.

❤️Batidos de cupido: lo ideal es servirlo en tazas personalizadas o vasos altos. Primero, echamos 2 bolas de helado de vainilla en el fondo. Lentamente, añadimos zumo de fresa (incluso podemos hacerlo nosotros mismos), que hará bastante espuma. Si queremos un resultado de lo más profesional, podemos añadir nata por encima y terminarlo con una cereza en la punta. ¡Servir con pajita y cuchara!

 

Pero, sobre todo, recordar que, a pesar de que San Valentín sea una fiesta, el amor debe demostrarse y expresarse todos los días. ¡Recuerda a todo el mundo que le quieres!

navidad.png

21 diciembre 2020

Parecía que esta Navidad iba a ser un poco triste, sin poder ver a muchos de nuestros familiares, con toques de queda… Pero esto es relativo. Gracias a la tecnología, y sobre todo, a la alegría que nos inspiran estas fechas, seremos capaces de pasar unas fiestas increíbles. Y aunque parezca que de momento no vemos la luz… ¡aquí os traemos unas cuantas ideas para disfrutar en vuestros hogares!

 

Abrir chat