halloween.jpg

El Halloween más terrorífico… ¡en casa!

22 octubre 2020

Este 2020 es mejor quedarse en casa durante la noche más espeluznante del año. Sin embargo, no por ello nos vamos a perder una de las fiestas preferidas de los peques… Y es que, sin moverte de la seguridad de tu hogar, os traemos los mejores planes para celebrar Halloween sin restarle diversión. ¿Vamos a dar un paseo por esta lista del terror? ¡Os acompañamos!

Preparando la fiesta

A la hora de hacer los preparativos para la noche de Halloween, hay muchas cosas a tener en cuenta: cuántas personas habrá, qué actividades van a realizar… Pero sin duda, lo más importante es crear un ambiente tétrico. ¡Y en esto también pueden ayudar los más peques de la casa!

Calabaza horripilante

La tradición está clara: no hay un Halloween que valga sin su respectiva calabaza vaciada, con una cara tallada al frente. Es más, ¡ni siquiera tienen por qué ser caras!

Ahora, hay miles de diseños para tallar de manera sencilla: rostros divertidos, dibujos animados, e incluso palabras. Solo hay que echarle un poco de imaginación, y tener un buen cubo a mano para ir vaciando la calabaza con cuidado de no ensuciarnos.

Guirnaldas de murciélago

Con solo cartulinas e hilo, y un poquito de tiempo, podemos crear unas guirnaldas estupendas y fáciles para la decoración de cualquier estancia. Lo único que necesitamos es cartulina negra, unas tijeras, y un poco de hilo… Y bueno, quizá una silla para colgarlas.

Lámparas fantasmagóricas

Aprovechando las botellas de plástico y de cristal que tenemos por casa, también elaboraremos la iluminación de la sala. Para fabricar estas lámparas necesitaremos pinturas blancas (témperas, por ejemplo), o simplemente hacer formas con papel que se puedan pegar alrededor del contorno de las botellas.

Por último, la luz que llevarán se puede comprar en bazares y tiendas de accesorios: se trata de pequeñas tiras LED, con un interruptor que se puede colocar en el tapón.

Arañas de algodón

Para los niños más creativos, también traemos esto. ¡Ojo, porque es mejor cubrir las superficies cercanas!

Las arañas de algodón requieren de pocos materiales, pero mucha habilidad con las manualidades. Necesitaremos algodón, témpera negra, cartulinas negras y rojas (para los ojos), tijeras y pegamento. Una vez ahí, ¡mejor dar rienda suelta a la imaginación!

 

Cocina de miedo

Lo siguiente en lo que pensaremos será en tener bien abastecidos a nuestros invitados. Y, dado que se trata de una ocasión especial, ¿qué menos que un menú espeluznante?

A lo salado para abrir el apetito

Os traemos ideas sencillas, que serán la delicia de todos los que se atrevan a probarlas:

👻 Pasta monstruosa: La pasta alargada, de tipo espagueti, puede simular de forma muy creíble las tripas que, acompañadas con la salsa de tomate, ¡se transformarán en un plato que parecerá recién salido de una pesadilla!

👻 Salchidedos: Con la forma que queráis, con uñas hechas de algas o de almendras, y, si queréis darle un toque más exótico, con hojaldre a modo de vendas. Un éxito (casi) asegurado, sobre todo si lo acompañamos con varias salsas.

👻 Ojos de huevo: Un par de huevos duros, aceitunas y una pasa, lograremos unos ojos verdes que nos observarán, inquietos, esperando a ser devorados.

👻 Setas venenosas: Vistosas y deliciosas, estas setas se elaboran con un huevo crudo a modo de tallo y medio tomate simulando la parte roja. Los topos que las caracterizan pueden hacerse de forma sencilla con mayonesa, ¡y son perfectamente seguras!

El postre más dulce

Después de comer (o antes, si vamos a merendar), siempre nos apetece algo dulce. Y aquí es donde más rienda suelta podemos dar a nuestra creatividad. ¡Nosotros os aconsejamos estas!

👻 Lombrices de gelatina: Lo único que necesitamos es gelatina en polvo, zumo de fresa o arándanos, y pajitas. Mezclamos la gelatina en polvo con el zumo y lo introducimos con cuidado en la pajita, sin que desborde. Esperamos un poco y, con ayuda de un rodillo, vamos sacando nuestras lombrices poco a poco.

👻 Galletas y tartas con decoración de Halloween: Desde una tarta de chocolate que simula un cementerio hasta galletas con forma de murciélago, cualquier cosa (siempre y cuando dé miedo) puede servir en este caso. Puedes buscar ideas o simplemente fiarte de tu instinto.

¿Y para beber?

Para beber, nosotros recomendamos batidos de fresa con un poco de colorante rojo, zumos de arándanos o incluso smoothies de verduras rojas, como el tomate. Eso sí, ¡siempre con servilletas a mano!

 

Empieza el espectáculo

Una vez terminados los preparativos, comenzamos a decidir qué es lo que vamos a hacer en nuestra fiesta: desde un maratón de películas de terror a una fiesta de disfraces, o a la realización de caretas terroríficas, aquí tenéis las ideas más originales para celebrar Halloween dentro de casa.

Fiestra de disfraces DIY

El término DIY (“do it yourself”) indica disfraces realizados con materiales que podemos tener en casa. Los peques pueden, incluso, hacer su disfraz en el momento de llegar a la casa donde se vaya a celebrar la fiesta. Algunos ejemplos de estos disfraces son un fantasma (una sábana y tijeras); una vampiresa (cartulina o tela negra para la capa y pintura para la cara roja); o una bruja malvada (una escoba y cartulina para hacer el sombrero). Estos disfraces tan divertidos, además, se pueden acompañar de un pintacaras.

Pasaje del terror con tipis

Si la opción de casa del terror no te convence del todo, quizá esta opción sea de las mejores. ¡Y nosotros te podemos ayudar! Con nuestros tipis, se puede formar un recorrido por la estancia (con indicadores del camino, como piedrecitas, iluminación o carteles simples), donde los niños irán descubriendo o escondiéndose, escuchando historias de terror, superando diferentes pruebas o simplemente jugando entre ellos. ¡Altamente recomendable!

Juegos para toda la familia

Y para acompañar todo lo anterior, además, os ofrecemos una serie de juegos “in-door”, que serán la envidia de cualquier otra fiesta. ¡Para todos los públicos!

👻 Minipiñatas: Un recipiente pequeño con forma de calabaza o de calavera relleno de un surtido de dulces. Puede ser individual, de manera que cada niño encuentre el suyo, bien colgado como una piñata tradicional, o bien simplemente escondido. ¡También pueden servir como premios de una gincana!

👻 Sombras de miedo: Con una sábana o tela blanca y una lámpara tras ella, todos los asistentes podrán jugar a las siluetas o fingir que son los protagonistas de su película de miedo favorita.

👻 Envuelve la momia: Dos equipos. Cuatro rollos de papel higiénico. Y una peque-momia que elige cada uno. Ambos equipos comienzan a envolver a su momia al mismo tiempo, y gana el equipo que logre envolverla antes. Podría funcionar como prueba de ese pasaje de terror con tipis que comentábamos antes, y el premio podría ser… ¡una minipiñata para cada uno de los miembros del equipo ganador!

👻 La telaraña: Si la gincana tradicional te resulta un tanto aburrida, y dispones de algo de tiempo para la preparación, puedes optar por este juego. Consiste en escoger un color para cada uno de los asistentes y hacerse con una bobina de hilo o cinta de ese color. Luego, esa cinta se ata en la entrada de la estancia donde se va a celebrar la fiesta y se va enredando por muebles, paredes, objetos… hasta llegar a su meta. Esta telaraña también puede funcionar como guía para el pasaje de terror con tipis.

 

Si aún os faltan ideas, ¿a qué esperáis para contactar con nosotros? ¡Pasad un estupendo Halloween!

 

 


Abrir chat